Dieta vegana

7 pasos para una dieta vegana o vegetariana

#GoVegan #LunesSinCarne #Veggie #Vegetarianos Seguro han visto estos y otros hashtag en redes sociales sobre el veganismo y el vegetarianismo. Un sinfín de imágenes muy bien cuidadas, recetas, consejos e ideas relativas a este tipo de dieta son cada vez más frecuentes, y es que cada vez también en la vida real son más y más quienes se suman a un estilo de vida sin productos (o con menos productos) de origen animal. ¿Qué los motiva? ¿Por qué #vegan? ¿Por qué vegetariano?

@bienestar.chile

La motivación detrás de un cambio de hábito es tan variada como personas hay en el mundo, pero sí hay algunas razones que se repiten entre quienes transitan a una vida vegetal.

La cantidad de antibióticos y productos químicos que utiliza la industria alimentaria puede provocar problemas en la salud, y está comprobado que el consumo de productos animales genera inflamación en el cuerpo y puede conducir a enfermedades cardiovasculares o autoinmunes. Así, la salud aparece como un motor principal de esta transición.

Otro motivo frecuente se relaciona a convicciones y paradigmas sociales y de consumo que van cambiando y que ya no comparten espacio en la vida de muchos: la crueldad animal, la contaminación y el impacto ambiental de la industria alimentaria, e incluso el cambio en los cánones de la alimentación fitness.

Independiente de tus motivos, si estás pensando en transitar a este estilo de vida, te dejamos algunos consejos para dar este paso de manera exitosa, sostenible y duradera.

1.- Considera un día a la semana comer todas tus comidas de manera vegana, unirse a los #lunessincarne es una excelente opción para partir, según tu consumo habitual, puedes partir con el almuerzo y proponerte todas las semanas ir aumentando las comidas del día e ir aumentando el número de días libres de consumo animal.

2.- Para ir disminuyendo el consumo de carne animal, puedes ir quitando de a un animal por vez, según tus gustos, parte con aquellas que menos te gusten, así es más facil.

3.- Reemplaza los lácteos por opciones vegetales, en el mercado hay muchos tipos sobre todo para las leches vegetales. Siempre es mejor hacerlas uno mismo, anímate y explora otros sabores, elige frutos secos y semillas, coco rallado, avena o arroz. Es muy fácil, solo necesitas una licuadora y puedes elegir la consistencia que te agrade según la cantidad que utilices para prepararlas. Ponle unas gotitas de esencia de vainilla, anis, un poco de canela o cacao para mejorar su sabor si todavía no te convencen.

4.- Aumenta tu consumo de legumbres, preparando hamburguesas, guisos, cremas, hummus o como base para preparaciones dulces o saladas. Acompáñalas siempre con alimentos ricos en vitamina C para mejorar la absorción del hierro. Si no son parte de tu alimentación habitual, un aumento repentino puede generar malestares digestivos, incluso si tenemos la precaución de remojarlas mínimo 12 horas o si las consumimos procesadas, anda aumentando su consumo gradualmente.

5.-Busca la opción vegetariana o vegana de tus comidas preferidas, puedes partir probándolas cuando sales a comer fuera y así luego cocinarlas en casa es más fácil, pues ya tienes una idea de como condimentarla o como combinarla.

6.- Los quesos son gusto de casi todos, y a lo mejor lo que más cuesta dejar, pero ahora en el mercado también encontramos gran variedad de distintos tipos de quesos veganos, solo debes buscar la versión que se acomode para ti.

7.- El huevo y pescado déjalos dentro de las últimas opciones a quitar de tu alimentación, si es que quieres ir haciendo esta transición de a poco. Siempre prefiere los huevos de gallinas felices. Seas vegana/o, vegetariana/o, estás en tránsito o incluso ovnívoro, revisa tus niveles de vitamina b12, existen estudios que demuestran que la población no vegetariana o vegana presenta déficit de esta vitamina incluso con un consumo frecuente de alimentos animales. Existen suplementos no animales que puedes conseguir en tiendas naturistas, hay unos que puedes consumir pequeñas dosis diarias, y otros que se consumen 1 vez por semana, pero dosis más elevadas.

Si tienes más sugerencias coméntanos y compártelas con la comunidad ComeS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menu